¡Inauguramos nueva sección!


Diciembre 28, 2018.

¡Bienvenidos y bienvenidas! Esta sección está pensada como un espacio dedicado a explorar y comentar algunas de las cientos y cientos de distribuciones del abundante espacio linuxero. Aquí trataremos de analizar distros tomando unos parámetros bastante generales (y por qué no, bastante subjetivos), como para que puedan hacerse una idea de lo que ofrece cada una, esperando que cumpla con el propósito de servir como puente a nuevas experiencias.

Para el análisis de cada distro, nos concentraremos en 5 aspectos generales, que, como ya dije, son bastante subjetivos y pueden no complacer a todos. Estos puntos incluyen:

  1. Apariencia: el aspecto que trae por defecto la distro, antes de que el usuario comience a darle su toque;
  2. Consumo: cuánta RAM consume el sistema apenas iniciado primero, y luego cargando la que para mí es la principal herramienta que se usa a diario que es el navegador web con 2 pestañas abiertas, generalmente priorizando páginas pesadas, con varios elementos a cargar, como portales de noticias;
  3. Gestores de paquetes y centros de software: acá analizamos qué aplicaciones trae el sistema para la instalación o remoción de paquetes, priorizando las que tengan algún tipo de interfaz gráfica, de cara a ser más amable con un usuario más bien novato;
  4. Grado de personalización: acá veremos qué tanto se deja "toquetear" el sistema, y cuántos parámetros del DE podemos modificar a nuestro antojo;
  5. Soft incluido + ofertas de actualizaciones: acá haremos un repaso del software que trae por defecto la distro, si es suficiente para llevar adelante tareas básicas y también veremos si éstas aplicaciones y las que podamos instalar tienen aseguradas actualizaciones constantes para poder contar si no con la última versión disponible, al menos la más estable posible.

Inicialmente, vamos a concentarnos en las distros de 32 bits, ¿por qué? Bueno, básicamente porque están en peligro de extinción, y también porque creo que más de uno (y yo me incluyo), tenemos por ahí un equipo viejillo, o conocemos a alguien que tiene uno (seguramente con un Windows terriblemente lento o increíblemente obsoleto), y para esos casos, siempre lo mejor va a ser instalar una de estas distros. Además, en casi todos los casos, las distros analizadas cuentan con su correspondiente versión de 64 bits, así que si están interesados en alguna de ellas, simplemente tienen que dirigirse a su página oficial y descargar la ISO de la versión que necesiten.

Como siempre decimos, esto es un ida y vuelta, así que todos los aportes, correcciones, críticas y sugerencias que ustedes quieran hacer, serán bienvenidas y tenidas en cuenta para futuras revisiones.

Esperando que este humildísimo aporte pueda servirles de ayuda, arrancamos con la review de la que es mi distro de cabecera, y la que estoy usando actualmente hace ya casi un año. ¡Que la disfruten, y gracias por vuestro interés!

Comentarios:

@